por Baby moov

Los alimentos desaconsejados para las mujeres embarazadas

Los alimentos desaconsejados para las mujeres embarazadas

Durante los nueve meses de embarazo, se prohíben varios alimentos, se desaconsejan o, a veces, simplemente debe hacerse un consumo moderado. Por lo tanto, no siempre es fácil saber lo que se puede comer o no cuando se está embarazada. ¡Un pequeño repaso de los alimentos a los cuales deberá estar atenta si está embarazada!

Los productos lácteos:

Todos los lácteos (leche, queso y yogur) a base de leche cruda deben evitarse ya que pueden ser portadores de la listeriosis. Las bacterias que provocan esta enfermedad son muy resistentes y se difunden muy rápidamente. Así, los quesos de pasta blanda (camembert, brie) o de corteza lavada (munster) se le prohibirán totalmente. Sin embargo, atención a no provocar una falta de calcio: puede continuar consumiendo quesos de pasta dura, queso blanco e incluso yogures así como leche pasteurizada.

Los productos marinos:

Todos los crustáceos y moluscos crudos se desaconsejan completamente durante todo el periodo de embarazo. En efecto, estos pueden intoxicarle además de ser portadores del virus de la hepatitis A. Sin embargo, gambas, mejillones y conchas de St-Jacques están permitidas si están cocidas, pero sobre todo si son muy frescas. Atención, incluso servidas calientes, las ostras siguen estando crudas y, por lo tanto, prohibidas.
Los peces llamados predadores, sobre todo el pez espada, el tiburón y el atún (salvo aquéllos en conserva), solo pueden consumirse una vez por semana como mucho, ya que contienen mucho mercurio.
Finalmente, todos los pescados crudos, tanto en forma de sushi, carpacho, surimi o incluso tarama, también se prescriben en la lista por precaución, para evitar la listeriosis.

Las carnes:

Todas las carnes crudas deben evitarse a causa de la listeriosis pero también de la toxoplasmosis. Esta última puede estar presente en la mayor parte de las carnes, sobre todo en el cordero y la oveja. Sin embargo, si ya ha contraído la toxoplasmosis, está inmunizada. A pesar de todo, el riesgo de listeriosis no es tan descartable; los carpachos, las charcuterías crudas y otras carnes azules o sangrantes deberán prohibirse de todas maneras.

Las frutas y legumbres:

Obst und Gemüse:

Por la misma razón que las carnes crudas, numerosas frutas y legumbres pueden ser portadoras de la toxoplasmosis si no está inmunizada. En ese caso habrá que estar muy atentos a la limpieza de fruta y verdura, sobre todo de las que proceden de la tierra.
Entre las frutas, se puede comer melocotón, nectarina, ciruela, frutas rojas (mora, fresa, frambuesa, arándanos…), pera, patata, ciruela,…

En cuanto a las verduras, la alcachofa, el espárrago, la  berenjena, la remolacha, la zanahoria, el champiñón, el pepino, toda la familia de las legumbres (rojas, verdes, coco), la lechuga, los canónigos, las patatas, los puerros, el rábano o incluso los tomates.
En general, se deben evitar todas las verduras crudas, incluso al vacío.
Finalmente, algunas legumbres, sobre todo de la familia de los repollos (coliflor, col de Bruselas, col roja…) y también los pimientos y la pimienta, pueden provocar problemas digestivos, por lo tanto, no habrá que abusar.

Los huevos:

LOeuf

Todos los postres o preparaciones a base de huevos crudos, sobre todo preparados fuera de casa, pueden provocar un riesgo de listeriosis pero también de salmonelosis, que puede provocar un alumbramiento prematuro. Desgraciadamente, debe decirles adiós a los mousse de chocolate, cremas inglesas o chantilly de la casa ya que presentan un riesgo importante de listeriosis. Para limitar este riesgo, prefiera postres industriales, o caseros pero realizados con huevos muy frescos que se consumirán rápidamente.

Las plantas y especias:

Algunas plantas deben evitarse ya que pueden provocar contracciones, un alumbramiento prematuro y, a veces, incluso falsos partos. También deberá estar atenta sobre todo a jengibre, tila, ginseng, hibisco, lavanda, moscada, perejil, regaliz, romero, pero también al ruibarbo cuyo riesgo es más fuerte. Finalmente, la canela tiene una acción anticoagulante y puede estimular muy fuertemente el flujo de sangre y, a veces, provocar un alumbramiento prematuro.

La soja:

Los alimentos o preparaciones a base de soja deben limitarse ya que contienen fitoestrógenos y pueden perturbar el sistema hormonal del bebé.

Los postres:

Le-Chocolat

Los helados y crema helada pueden provocar un riesgo de listeriosis, prefiera los helados industriales antes que los artesanales.
Por lo general, esté atenta a los productos dulces que podrían provocar una diabetes gestacional, una diabetes que se produce durante el embarazo. Los pequeños placeres como pastelerías o bombones deberán limitarse durante toda la duración de su embarazo.

Las bebidas:

Alcohol
 Se aconseja abstenerse de beber alcohol durante el embarazo ya que el alcohol atraviesa la barrera de la placenta y, así, pasa directamente a la sangre del bebé. Esto puede provocar el alcoholismo fetal, muy peligroso para la salud del bebé.

La cafeína
La cafeína está presente en el café pero también en el té, las infusiones e incluso en las sodas a base de cola. Esta puede tener efectos nefastos en el ritmo cardíaco, el estrés e incluso el sueño. Consumida en grandes cantidades, la cafeína puede provocar falsos embarazos o un alumbramiento prematuro con un bebé con peso bajo. Se deberá prestar una atención especial al té y a las infusiones que pueden impedir que el bebé absorba hierro.

Las bebidas energéticas deben evitarse ya que pueden provocar un alumbramiento prematuro. Si padece retención hídrica o incluso hipertensión, no abuse de estos gases que son muy ricos en sal. Los jarabes o sodas, en general muy azucarados, pueden provocar una diabetes gestacional.

Los alimentos grasos:

Algunos alimentos, como la mayor parte de las tartas, los bombones pero también los fritos, platos con salsas y comida basura no aportan algunas vitaminas y nutrientes necesarios y en cambio favorecerán que engorde durante su embarazo. A pesar de las ganas de comer, ¡intente evitar al máximo estos alimentos!

En resumen, los pequeños hábitos a adoptar:

* Lave bien todas sus frutas y legumbres,

* Consuma rápidamente y cueza bien su pescado, carne y huevos,

* Evite productos lácteos no pasteurizados,

* ¡Atención al alcohol y a la cafeína!