por Baby moov

La zanahoria

La zanahoria para bebé

Las ventajas de la zanahoria:

“La zanahoria te endulza”. “La zanahoria te pone la piel bronceada”. ¡Dos ventajas que forman parte de su reputación desde hace siglos! Pero esto es demasiado poco… Si su bebé es rubio o si tiene la piel bronceada, a partir de los 6 meses podrá degustar este tubérculo anaranjado. Es uno de los primeros alimentos cuando se inicia a suspender la lactancia.

Propiedades:

La zanahoria es un poco azucarada, lo que permite hacer sorbetes y confituras de ella o glasearla con miel. Ya se sabe, a los bebés les gustan más las cosas dulces, un puré de calabacines y zanahorias siempre será bien aceptado. Cuando las zanahorias se cocinan no pierden ninguna de sus propiedades maravillosas, como las de mejorar la vista gracias a su alfa y beta caroteno. Este derivado de la vitamina A también favorece el crecimiento de los huesos y de los dientes de leche del bebé.

Algunas sugerencias:

Asegúrese de consumir sus zanahorias frescas en un periodo de 2 semanas desde su compra. Por favor, si las compra en racimos (la parte verde que se puede añadir a una sopa), córtelas antes de poner las legumbres en el cajón de su refrigerador.

La zanahoria, a menudo raspada o al Vichy, también se puede utilizar en lonchas grandes hechas con el pelapatatas, para hacer lasañas o acompañar los pescados.

Se deben comer con un poco de aceite para asimilar mejor todas sus vitaminas. Cuanto más colorada esté, más beta-caroteno contiene.

Como conclusión:

Esta legumbre es una compañera ideal para la suspensión de la lactancia del bebé. Da colorido y aromatiza las preparaciones, sobre todo, aquellas a base de carne. Entonces, ¡mejor guisar la ternera con zanahoria!