por Baby moov

La patata

La patata para bebé

Las ventajas de la patata:

La patata es un tubérculo, del cual hoy en día existen 3.000 variedades que se pueden clasificar en función de su pulpa dura, suave, harinosa o de su originalidad.  Así que, ¡cada patata con su receta!

Está compuesta por un 77% por agua. El 23 % restante de materia seca  está compuesto por: 17,6% de almidón, 1,9% de proteínas, 1,8% de fibras, un porcentaje muy pequeño de grasas (0,1%) y aproximadamente un 2% de otros elementos (vitaminas y minerales). Se conserva bastante bien en un entorno fresco, seco y oscuro, si no, germina.

Propiedades:

Reserva de hidratos de carbono vegetales, el almidón se acumula en la patata. Esta riqueza en hidratos de carbono complejos da a las patatas las cualidades de un almidón: es fuente de energía progresiva y favorece la saciedad.

La patata es una fuente interesante de fibras alimenticias. Estas fibras alimenticias son un conjunto de sustancias que no son digeridas por el organismo y contribuyen a evitar el estreñimiento y el control del apetito.

La patata es uno de los pocos alimentos ricos en almidón que contiene vitamina C. Además de su función antioxidante, la vitamina C también favorece una mejor absorción del hierro. Para preservar mejor esta vitamina, la patata debe almacenarse protegida de la luz y cocida preferentemente al vapor, con la piel. Fuente también de vitamina B2, la patata permite una mejor utilización de los nutrientes y una mejor síntesis de la piel, de las uñas y del cabello.

Pequeños consejos:

La patata es uno de los primeros alimentos que se introducen con el destete. Pida consejo a su pediatra antes de empezar el destete, sobre todo si desea empezar antes de los 6 meses. Existen dos alergias raras pero graves relacionadas con la patata.

En conclusión:

La patata es una de los primeros alimentos ricos en almidón que se dan al bebé. Introdúzcala en sus recetas con una proporción de un tercio y dos tercios de verduras.