por Baby moov

El calabaza

El Calabacin para bebé

La calabaza es una hortaliza muy poco calórica ya que está compuesta esencialmente por agua. Es interesante en la alimentación del bebé y podrá integrarla a partir de los 7 meses.

La calabaza es originario de América Central y llegó a Europa en el siglo XVI. Se trata de un vegetal perteneciente a la familia de las calabazas, que en su versión más grande y amarilla es conocida por su uso durante las fiestas de Halloween.

La calabaza se consume más en América del Norte, mientras que el calabacín es más común en Europa.

Las ventajas de la calabaza

Pocas personas conocen las diferencias entre estos dos tipos de calabaza: de hecho, ambas son agradables para comer y fáciles de cocinar.

Además, el aceite sacado de sus granos permite evitar ciertas enfermedades gracias a la elevada presencia de fitoesteroles.

Propiedades

La calabaza es rico en:

–       ß-caroteno transformado en vitamina A; vitaminas B, C y E
–       magnesio, fósforo, potasio, cinc, hierro, cobre y manganeso

La calabaza también está compuesto por fibras dulces que permiten el buen funcionamiento intestinal: por lo tanto, ¡los pequeños intestinos del bebé notarán las ventajas!

Pequeños consejos

El bebé podrá comenzar a comer la calabaza a partir de los 7 meses. Podrá consumirlo en potaje y en sopa, y mezclarlo con otras verduras y hierbas para diferenciar el gusto en cada comida.

Conclusión:

La calabaza es una hortaliza apreciada por todo el mundo gracias a su gusto dulce; por lo tanto, podrá cocinársela a su bebé, así como a toda la familia. No dude en diversificar las recetas con esta hortaliza.